«Para el caso del proyecto Tía María, es necesario implementar una mesa de diálogo por el desarrollo integral de la provincia de Islay y de Arequipa con la participación del gobierno central y de todos los actores políticos, económicos, sociales y académicos de esa región que buscan el progreso y rechazan la violencia con el objetivo de restablecer la paz social y diseñar planes de inversión pública que permitan cerrar las brechas sociales y de infraestructura». Esto es lo que señala el presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Manuel Fumagalli.

Expresó que este proyecto minero no será obstáculo para el desarrollo de otras actividades económicas del valle y que la minería, además de convivir con la agricultura, podrá incluso potenciarla mediante recursos y programas de desarrollo, como ya viene ocurriendo desde hace años en otras regiones del país. “El Perú no está en condiciones de perder una vez más la oportunidad de poner en valor sus recursos naturales. El enemigo común es la pobreza y la única forma de derrotarla es con más inversión que trae consigo nuevos puestos de trabajo y bienestar para los peruanos”, subrayó Fumagalli.

Insiste en que «el diálogo es el camino a seguir para la solución de los conflictos». En ese contexto, destacó la decisión del Presidente de la República, Martín Vizcarra, de viajar a la ciudad de Arequipa, con el propósito de establecer canales de diálogo con las autoridades de la región que contribuyan a restaurar la paz social. “Urge establecer e instalar una mesa de diálogo que permita contar con un espacio sin violencia para construir confianza y resolver las dudas que subsistan en torno al proyecto minero “Tía María”; y que también sirva para definir programas de inversión pública de impacto social que contribuyan al desarrollo del Valle de Tambo, la provincia de Islay y de Arequipa en su conjunto”, afirmó.

Sostuvo que los aportes que del proyecto para la provincia de Islay y la región de Arequipa ascenderían a más de S/.5,500 millones, y podrían acelerarse a través de mecanismos de obras por impuestos y adelantos del canon minero, cuyos recursos se pueden utilizar en mejorar los servicios de educación, salud, saneamiento y dar una solución al estrés hídrico que afronta el valle de Tambo.

Asimismo, informó que la empresa Southern Perú tiene previsto fortalecer con recursos complementarios la continuidad de sus proyectos sociales y productivos en el área de influencia de la futura mina con el fin de contribuir al desarrollo y progreso de sus poblaciones vecinas. “El proyecto Tía María es una oportunidad para que el Estado, la empresa y la sociedad civil arequipeña puedan conjugar esfuerzos para construir un futuro mejor para la provincia de Islay y en sí para la región Arequipa”, enfatizó.

 

Fuente: Revista Energiminas.
Redacción: Kizuroko.