La importación de gas de Bolivia, para abastecer a algunas regiones del sur, según el ministro de Energía y Minas (Minem), Francisco Ísmodes Mezzano, reafirma la construcción del Sistema Integrado de Transporte de Gas Zona Sur (SIT Gas), antes Gasoducto Sur Peruano (GSP).

Ísmodes contradijo con esa afirmación a aquellas voces que consideran que el futuro del ducto sureño está en riesgo a causa de los tres acuerdos en materia energética, suscritos entre los gobiernos de Perú y Bolivia, el martes último en Moquegua.

“Como gobierno, tenemos la decisión política de avanzar este proyecto, que fue truncado por diversos motivos… El Gobierno avanza para traer este gas al sur y el mejor mecanismo es el ducto, al que hemos llamado el SIT Gas”, anotó ayer Ísmodes por la noche. Participó en un conversatorio con autoridades y líderes sociales, desarrollado en la sede del Gobierno Regional de Cusco.

Según el ministro, el primer y segundo convenio con Bolivia buscan la llegada de gas para abaratar el costo de este. Uno de esos mecanismos es que se genere un convenio entre una empresa boliviana y otra peruana para que traigan GLP de Bolivia, para venderlo en el Perú a precios más bajos que los ofrecidos actualmente. Un balón de GLP de 10 kilos cuesta entre S/ 38.00 y S/ 40.00.

No obstante, el tercer convenio es el que tiene quizá mayor peso. Este está orientado a que, una vez que se construya el SIT Gas, este sea usado por Bolivia para el transporte de gas hacia el puerto de Ilo con fines de exportación a Asia. Es decir, Bolivia conectaría su ducto de Cochabamba con el ducto SIT Gas para transportar el gas hacia Ilo. “Eso lo que hace es fortalecer la construcción del ducto del Perú”, dijo Ísmodes.

A su vez, el director general de Hidrocarburos, Francisco Torres, añadió que “las sinergias con Bolivia buscan reforzar el gasoducto y que pase por el Cusco, porque vamos a contar con reservas no solo de Camisea, sino también de Bolivia”.

 

Fuente: Revista Minería & Energía.
Redacción: La Casa del Contenedor.